RESUMEN DEL AÑO 2015 DEL PAPA FRANCISCO, UN AÑO AGRIDULCE PARA EL SANTO PADRE

Papa Francisco 70En este año que acaba, lleno de momentos difíciles por los escándalos de algunos miembros de la Curia, y de momentos satisfactorios por los resultados obtenidos entre países, gracias a su intervención, el Santo Padre debe ya saber que su trabajo ha sido muy útil a la Iglesia y a los cristianos.
En estos momentos en que estamos despidiendo este año, todas las personas de bien, cristianos o no, debemos agradecer al Francisco todo su trabajo a favor de la paz mundial, la justicia, el medio ambiente, la familia y la misericordia que debe haber en el mundo.
El Papa Francisco ha sabido abrir nuestros corazones, para que, pensando en el bien común, nuestro planeta sea un lugar mejor.
Durante este año 2015, nos ha exhortado para que ayudemos a los desfavorecidos, a los refugiados, a los ancianos, a los niños y a cualquier persona que se encuentre en dificultades.
Ha viajado por cuatro continentes, a pesar del peligro que esto podría ocasionarle, sobre todo en el último a África.
Ha puesto en valor a las familias, como base de formación para niños y jóvenes, ha intervenido en la reanudación de relaciones diplomáticas entre Cuba y EEUU, ha publicado la Encíclica “Laudato si” (Sea alabado), llamando a la defensa del medio ambiente.
Y ha terminado el año, inaugurando el Año de la Misericordia, que se prolongará durante 2016.
Por todo esto, le pedimos a Dios que nos guarde por muchos años a nuestro querido Papa Francisco.
Deseamos para él y para toda la humanidad, los mejores deseos de paz y amor.