“EN EL CAMINO CRISTIANO, NO HAY NINGÚN SANTO SIN PECADO, NI NINGÚN PECADOR SIN FUTURO” DICE EL PAPA

Papa Francisco 93
El Santo Padre ha subrayado en la homilía de hoy que Dios mira en nuestro corazón, no solo en lo que aparentamos ser.
“Todos nosotros somos, a veces, esclavos de las apariencias, pero el Señor conoce la verdad” ha dicho Francisco.
Después ha mencionado al rey David, protagonista de la primera lectura del día, al que ha definido como santo y pecador.
“Un hombre que supo llevar adelante al pueblo de Israel, pero que tenía sus tentaciones, tenía sus pecados, fue asesino”
Pero cuando Dios envió al profeta Natán para hacerle ver lo que había hecho, David se arrepintió, reconoció sus pecados y pidió perdón.
Así es el Santo Rey David, un asesino para cubrir su adulterio y un arrepentido. Un hombre que ha cometido grandes pecados y que también ha hecho buenas obras.
“La vida del Santo Rey David, me hace pensar que en el camino del Señor NO HAY NINGÚN SANTO SIN PECADO, NI NINGÚN PECADOR SIN FUTURO” ha terminado Francisco.